Puntualidad

Asistir a clase con puntualidad y participar en las actividades orientadas al desarrollo de los planes de estudio es un deber básico de los alumnos. La falta de puntualidad es una de las causas por las que las clases no pueden desarrollarse con normalidad.

  • Se exigirá puntualidad a profesores y alumnos tanto para comenzar como para terminar las clases.
  • Las puertas del centro se cerrarán unos momentos después de sonar el timbre de inicio de clases. Cuando un alumno de ESO llegue tarde, el profesor de guardia registrará ese retraso, pudiendo adoptarse otras medidas en el caso de los alumnos reincidentes para tratar de evitar este problema.
  • El alumno sólo puede entrar en clase con retraso cuando la causa del mismo sea debidamente justificada ante el profesor.
  • Las faltas de puntualidad no justificadas son consideradas faltas de asistencia y en ningún caso son argumentos para solicitar la repetición de un examen o de la explicación de un tema.